miércoles, 25 de enero de 2012

Lo mejor de tí

Los niños y niñas son auténticas esponjas que absorben y se percatan de todo aquello que tienen a su alrededor. Por ello, la figura del adulto debe ser un modelo constante. No solo los maestros y maestras hemos de serlo sino que los padres, madres... las familias en general son los claros patrones a seguir por los niños y niñas.
Por ello, si tienes un minuto, merece la pena que veamos este vídeo y reflexionemos al respecto.
Espero vuestras opiniones.

1 comentario:

  1. Me parece muy interesante y deberiamos ser un ejemplo bueno para nuestros hijos, ya que ellos son nuestros principales imitadores.

    ResponderEliminar

No olvides ser respetuos@ con tus comentarios y cuidar la ortografía. Por favor, identifícate, de lo contrario, no publicaremos tu comentario. Gracias